5 Cosas que odio/amo de Río Grande – Tierra del Fuego

Luego de 7 meses en la isla y después de muchas idas y vueltas se puede decir que la isla tiene algunas características que no van a cambiar, las cuales se pueden llegar a odiar o a amar.

5 Cosas que Odio:

  1. El Viento. Sobre todo en esos momento que la velocidad es superior a los 70 km/h, cuyo sonido no permite dormir por las noches, y que hace que todo esté lleno de tierra en dos segundos.
  2. La gente de paso. Lo menciono así como un concepto, tal vez no es la mejor descripción, pero no pude describirlo de otra manera, y llamo así a la gente que no se compromete con el lugar que habita, que no tiene respeto por los espacios comunes y por los otros, que por más que vengan temporalmente, deberían comprometerse con el desarrollo, y con la pulcritud de un lugar.
  3. La falta de espacios de Ocio. Creo que luego de recorrer toda la Argentina, puedo destacar que aquí es el único lugar en dónde no abren los concesionarios de autos los domingos (y tampoco abren algunos restaurantes). Los únicos días para realizar actividades de ocio y de consumo, todos los negocios se encuentran completamente cerrados!.
  4. Falta de vocación de servicio. Aún no consigo un restaurante en dónde haya vocación de servicio, amén de los placeres gastronómicos que se puedan conseguir en la zona, no acompañan con el nivel de servicio al cliente, diferente es la situación en Ushuaia, en dónde el turismo es una industria floreciente.
  5. Falta de insumos: Hay que estar atento a lo que uno quiere consumir, comer, tomar en la isla, ya que la libre disponibilidad suele ser utópica. Cuando el supermercado tiene aquello que te encanta, debés comprar stock, ya que no sabes cuándo volverá ese producto a la isla.

5 cosas que Amo

  1. La Seguridad. No existe el asalto y la delincuencia de las grandes urbes. Uno desconecta el sentido de alerta, y se puede caminar tranquilo por las noches.
  2. La Tranquilidad. Se puede dormir una siesta tranquila sin escuchar el motor de una colectivo 60 de fondo.
  3. La pluralidad de culturas. No solo hay personas de toda la Argentina y de todas las profesiones, sino que hay muchos Mexicano, Brasileños , Dominicanos, Estadounidenses y Europeos por Doquier. Generalmente muchos profesionales de la industria electrónica son enviados de las casas matrices para trazar las directrices de funcionamiento.
  4. La Belleza de los Paisajes. La vista al mar, la cercanía con la cordillera de los Andes, el faro del fin del mundo, los valles, las Estancias y los lagos. Paisajes inolvidables y variados a pocos kilómetros de distancia.
  5. La cordialidad de la gente.
    Si bien me quejé de la falta de vocación de servicio en los locales de gastronomía, Río grande
    se caracteriza por la cordialidad de sus vecinos. Todos tienen un gran sentido de hospitalidad y son muy amenos para compartir unas tazas de café, amenizados con buenas charlas.


En definitiva, se puede convivir con la sensación de Amor/Odio en el día a día. Al tratarse de un clima hostil no recomiendo venir en medio de crisis económicas, sin empleo asegurado, tal vez sí a modo de turista, pero para asentarse, puede ser muy duro venir sin profesión y sin empleo.