Visitar a Paul…..

 

paul2

Parece que acordamos un punto de encuentro en común que nos guste a los dos, pero debo remarcar algo, se copó en hacer un recital ya que no le podía pagar todos sus gastos por lo menos hoy en 2014. Ahora vuelvo al encuentro, antes siempre es bueno el principio, soy medio indeciso para algunas decisiones, pero las personas exactas tienen el don de dar puntos de vistas e indicaciones exactas. Me compré lo justo y necesario para asistir al recital de uno de mis grandes referentes, Paul Mcartney.

Fueron en promedio 15 hs, desde las 16 hs del sábado 19 de abril viajando, llegando a las 19:30 al puerto de una de las ciudades más lindas del mundo, Montevideo. Caminé varias cuadras hasta el estadio Centenario donde al llegar a la boletería lo primeo que escucho es, “… nunca más compro entradas por el portal, como que no nos tienen en el base de datos…”, dije, no pasa nada chabón. Lentamente me acerco a la ventanilla y me dicen:

Ventanilla: _ esto es un lío perdona, tenés impreso el ticket? ;

Yo: _ Claro, pasa algo?,

Ventanilla: _ Sí, es todo una mierda, pero toma tu ticket.

Listoooo!!.

 

Con el tiempo justo, es decir con Paul hablando, llego a sentarme pensando o tratando de lograr el estado de conciencia que necesitaba para disfrutar al 100% el show, no lo logré, hasta que tiró “Yesterday”, dije claro estoy viendo a Paul, ese tipo estuvo con Lennon, soñó con él, armó la mejor banda del mundo hasta hoy, es un señor en todo aspecto, toca todos los instrumentos bien, tiene swing, tiene melodías hermosas, por lo que me largué a llorar de una forma casi desmedida llegando así a disfrutar desde otro lado o desde donde quería.

Tocó hits de todo tipo, tocó temas que no se esperaban en realidad “HelterSkelter” , rindió homenaje a John y George, dedicó un tema a Linda delante de su esposa Nancy (solo él puede darse ese gusto), hizo temas que la gente le pidió, firmó las espaldas de dos niñas que lloraron y hoy deben estar en estado de demencia.

Hizo 10 bises fácil, dijo gente me tengo que ir, soy humano, tengo hambre, me quiero clavar una ensaladita y dormir.

Idiotizado caminé mucho hasta el micro que me llevaría a Colonia para emprender mi vuelta pensando que todo había sido perfecto, los viajes, el lugar, la región, la educación del pueblo Uruguayo, momentooooooví la hora y otra vez casi pierdo la vuelta, pero no!!! llegue justo, me subí para dormir en el micro, en el puerto de Colonia, en barco.

 

Un músico es grande cuando es humilde, controla su ego, fomenta valores importantes como la familia, esa banda también es parte de su familia y con la edad que tiene trabaja con tanta idoneidad.